Germen del trópico, de la selva y de los grandes ríos del Sureste


Chiapas es una de las entidades de México que cuenta con una importante población indígena. La multitud de leguas y culturas que conviven en su territorio es de una riqueza tan vasta como su fascinante geografía

Gastronomía de Chiapas

Dado que el maíz es el elemento básico en la alimentación chiapaneca, no es extraño encontrar que el tamal, en sus variedades, sea el platillo distintivo de la región.

Entre tzotziles y tzeltales las formas más comunes del maíz son los elotes, las tortillas, los atoles, el pinol, los tamales y el pozol, una bebida tradicional obtenida a partir de una bola de masa envuelta en hoja de plátano.

El frijol se come simplemente cocido con chile y sal. También se consumen cultivos de la región como calabaza, papa, haba, chayote, col, pepino, camote y yuca.

Las plantas silvestres que se consumen son los nabos, mostaza, rábanos, tomates ácidos y diversas variedades de hongos. El pito es una flor que se come cocida, frita o rebozada en huevo, a manera de tortitas. También se come la yuca tierna y la chaya guisada en chile.

Las frutas que se consumen y se cultivan en Chiapas son melón, sandía, mango, papaya, chicozapote, guanábana, chirimoya, mamey, pitahaya y cupapé, pincipalmente en la región de la costa.

En Chiapas hay diversidad de platillos autóctonos por mencionar algunos como son: frijoles negros con carne salada de res, estofado de pollo, tamales de iguana, armadillo guisado, mole de guajolote, caldo de chipilín, carne asada y longaniza, frijoles en sus diversas modalidades, y no podían faltar los tamales de elote, de bola, de carne con verdura, de pescado y de mariscos.

Mete tu cuchara

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de los gastronautas. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.