Tierra de la danza, de la música y del buen comer


En Oaxaca conviven una multiplicidad de culturas originarias que le han dado a este estado una riquísima gastronomía. Aparte del mezcal, que sirve de aperitivo, de botonas existen chapulines doraditos, salsita de gusanos de maguey, totopos, quesillo, chorizo bien frito o memela con asiento. Hay también, entre muchas otras maravillas, una gama multicolor de moles que están de rechupete.

Gastronomía de Oaxaca

Oaxaca es conocido a nivel internacional por su extensa variedad gastronómica, la gran variedad de condimentación: tlayudas, tamales, tejate, pozoncle, agua de chilacayota, de chía, memelas, totopo, empanadas, quesillo Oaxaca, chorizo, cecina, tasajo, mezcal, aguardiente, pinole, pan de muerto, pan de yema, pan de sal, chocolate, 7 moles que son el negro, coloradito, amarillo, verde, chichilo, almendrado y estofado solo por nombrar algunos.Es de los estados donde más variedades de insectos se consumen como los chapulines, los gusanos de maguey y las chicatanas (hormigas).

También varía la sazón de acuerdo a los animales y plantas de la región, como en la Mixteca que es una región árida, la comida es a base de granos, como el trigo y con poca carne. En la costa se consume más productos del mar. En el Istmo la comida es más picante y con carne.

Mete tu cuchara

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de los gastronautas. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.