Tradición gastronómica de Guerrero


Tradicionalmente, este platillo se prepara y se comparte todos los jueves en todos los rincones de Guerrero.

Se prepara a base de pipián de calabaza, con chicharrón, sardinas y aguacate.

Aquí la receta:

Ingredientes:

1 cuartillo de maíz pozolero

1 cucharada grande de cal

1 kilo de carne maciza y de cabeza de puerco

¼ de lonja de puerco

1 cebolla mediana

1 cabeza de ajo mediana

¼ de kilo de manteca

375 gramos de semilla molida de calabaza

75 gramos de tomate

75 gramos de chile verde

½ manojo de hoja para mole

½ manojo de epazote

15 gramos de masa

sal al gusto

Preparación:

Se cuecen bien los seis primeros ingredientes en suficiente agua, constituyendo así un pozole blanco.

Se muele el chile con el tomate, el epazote y la hoja para mole (quitándole la parte de en medio) y se pasa por un colador que no esté muy cerrado; se revuelve esta pasta con la semilla de calabaza

Posteriormente se pone una cacerola a la lumbre con la manteca, y ya que esté caliente se baja la flama y se agrega lo que se molió sin dejar de mover.

Se diluye la masa en poca agua, se cuela y se vacía sobre lo demás, moviendo la pasta constantemente.

Cuando la grasa se va a la superficie ya está bien cocida; enseguida se vierte el pozole blanco poco a poco, y se deja hervir otros 15 minutos antes de retirarlo del fuego.

Se sirve en plato hondo y se le pone cebolla picada, orégano, chile piquín en polvo, pedacitos de chicharrón, aguacate, sardinas de lata en aceite y limón al gusto; se acompaña con tostadas.

¡Buen provecho!

 

Mete tu cuchara

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de los gastronautas. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.