Frescura en el desierto


Es una delicia zacatecana con ciertas complejidades culinarias:

Primero, se cuece la lechuga en tiritas con caldo de pollo sobre cebolla picada frita en mantequilla, sazonándola con sal, pimienta y nuez moscada

Luego se enfría, se revuelve con leche y se hierve un poco a fuego lento.

Enseguida se le incorporan yemas de huevo batidas con crema y se hierven a fuego lento hasta que espese.

¡Buen provecho!

Mete tu cuchara

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de los gastronautas. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.