En México existen cerca de 100 mil hongos pero solo unos 3 mil han sido estudiados…

Entre las principales clases de hongos se encuentran los Ascomicetos que tienen gran importancia en los procesos de fermentación, para producir cerveza y vinos.

Hay otros hongos llamados Imperfectos, que son utilizados para producir antibióticos, que también sirven para elaborar quesos, como el Camembert, el Roquefort y el Blue d’Auvergne…entre otros.

La tercera clase comestible es la de los Basidiomicetos, que comprende unas treinta mil especies, la mayor parte comestibles.

Dentro de este grupo se encuentran los Agáricos y los Boletus, que incluyen a una gran mayoría de los hongos comestibles.

Durante la temporada de lluvias, que por lo regular comienza el día de San Juan (24 de Junio), proliferan principalmente en los bosques, ya que las condiciones de humedad y temperatura propician su crecimiento.

Los nombres que reciben los hongos silvestres en México son: lengua de gato, patas de borrego, hocico de puerco, clavitos duraznillos, tejamaniles, escobetillas, gachupines, yemitas, trompetas, pancitas, morillas, sanjuaneros y muchos otros más.

No hay que olvidar al “maestro de los hongos mexicanos”: el cuitlacoche (cuyo nombre proviene del náhuatl cuitlal: excrecencia, y cochi, negro), al que muchos llaman huitlacoche (Ustilago maydis)

¡Una inigualable delicia!

 

 

 

Mete tu cuchara

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de los gastronautas. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.