En el llamado Vértice de Trino, confluencia de los estados de Coahuila, Durango y Chihuahua, delimitada por la peculiar Sierra del Diablo y vigilada por el solitario cerro llamado Pastelone o de San Ignacio, la Zona del Silencio produce realmente ese encuentro con la callada quietud de la naturaleza por la sensacion de vacio y alejamiento que caracteriza el lugar.

Sin embargo, una poderosa energia magnética, responsable de la atraccion de los cuerpos celestes hacia el sitio, es en realidad lo que puebla este singular desierto mexicano y lo reviste de un ambiente denso que pesa sobre el visitante, remontandolo a otra dimension, distinta de la normal.

Asi, la Zona del Silencio ofrece no solo un paisaje insolito sino tambien una experiencia sensorial.

http://www.planeta.com/planeta/97/0597silencio.html

Mete tu cuchara

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de los gastronautas. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.