Para paladares aventureros


Este inigualable platillo es originario  de Tehuacán, donde además es protagonista de un importante ritual religioso: la matanza de los chivos que, año con año, se lleva a cabo precisamente para hacer este mole.

Se hace con cuatro chiles diferentes: guajillo, costeño, serrano y cuicateco.

Lleva tomate y jitomate, ajo, cebolla y huajes.

El sazón lo dan el cilantro y las hojas de agaucate.

También destacan en Puebla el caldo de habas con yerbabuena, consomé de Atlixco con quesillo, sopa de garbanzo seco,  epataxtli en adobo,  ayamole de calabaza, mole de olla,  tinga poblana,  mole verde de acuyo,  albóndigas enchipotladas, cuete mechado y pipián verde.

 

Mete tu cuchara

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de los gastronautas. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.