Originales creaciones de Yucatán


La deliciosa y afamada cochinita pibil, sazonada con axiote, se cocina en hoyo, como la barbacoa, o en horno.

Invariablemente se acompaña con cebolla morada curtida y salsa de chiles habaneros.

Su aceptación es tal que en muchas otras entidades de México ya la preparan en numerosos restoranes, aunque no sean específicamente de cocina yucateca.

También sobresalen los mucbipollos o muchipollos o pibipollos, que es un tamal de cazuela (o de charola) cuyo nombre es una hibridación del maya, muchil, enterrado, y del castellano, pollo.

Enterrando pibipollos

Enterrando pibipollos

Aunque normalmente se cuece como la barbacoa, bajo tierra, también se pueden hacer en horno y, por ello, algunas panificadoras emeritenses los preparan a principios de noviembre bajo pedido, pues son característicos del Hanal Pixan (con este nombre maya se designa a las ceremonias del día de Muertos), aunque en Mérida lo venden todo el año en el mercado, cortado en rebanadas como pastel.

Pibipollo

La masa de maíz se rellena con pollo sazonado con chile, axiote, epazote y tomate y se envuelve en hoja de plátano.

También los hacen más pequeños, redondos, como del tamaño de un plato sopero.

Asimismo hay mucbipollos con espelón, un tipo de frijol tierno que agrega un toque de sabor y distinción al tamal.

Mete tu cuchara

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de los gastronautas. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.