y otros tamales michoacanos…


Lo más usual es preparar las Corundas sólo con masa de maíz y manteca de cerdo, no se rellenan; se envuelven con la hoja de la planta del maíz, no de la mazorca, en forma de pequeñas bolas que, al apretarse y cocerse, adoptan una forma geométrica de cuatro caras triangulares y cuatro picos.

Se sirven varias corundas en un plato y se les baña con salsa de jitomate y crema; pueden llevar asimismo queso.

Hay una variedad de corundas planas y pequeñas que se hacen hasta cuatro o cinco en una sola hoja grande de la planta del maíz, doblándola como acordeón.

Se llaman corundas amarillas o de ceniza, pues el nixtamal se precuece en agua de ceniza asentada en vez de cal. Cabe observar que los tamales de ceniza del Bajío envueltos en hoja de carrizo son primos hermanos de las corundas.

Los tamales blancos o corundas de trigo, en las cuales quedan los granos de trigo grandes, hinchados y muy bien pegados, formando el tamal; o bien, elaborados con harina de trigo. En ambos casos van envueltos en hoja de maíz. También hay corundas de queso y de habas.

Los uchepos son unos pequeños tamalitos en hoja de elote, dulces por ser precisamente de elote tierno con un poco de azúcar; pueden hacerse con leche o con agua y lo más usual es condimentarlos con canela. Se pueden comer bañados con una buena dosis de mantequilla y con rajas de chile poblano a un lado.

En Indaparapeo a veces se elaboran tamales de zarzamora de una clara reminiscencia indígena.

En Carapan y Uruapan los hacen de fresa.

En Chavinda comen los tamales tontos, sin cernir y con poca manteca.

Hay los llamados tamales de chía o chapatas, otros grandes y neutros que se usan como pan y los llamados tamales agrios rellenos de frijol, que se comen fritos o en una sopa aguada.

Hay tamales de flor de calabaza.

En Quiroga hacen nacatamales de carne de puerco con salsa de chiles secos o de dulce con biznaga (la cactácea del acitrón); en hoja de mazorca, se preparan con masa cernida y oreada y con la imprescindible manteca de cerdo.

Asimismo hacen los tamales tarascos de maíz y frijol con charales.

Todos los anteriores géneros de tamal corresponden a las partes altas de Michoacán y son envueltos en hojas de mazorca.

En las planicies costeras acostumbran comer tamales envueltos en hoja de plátano, semejantes a los de otras regiones del litoral del Pacífico.

Mete tu cuchara

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de los gastronautas. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.